“Cuando le dije a mi supervisor que iba a empezar mi propio negocio, me dijo que tenía tres cosas en mi contra: soy mujer, joven y latina. Le dije, ‘espera y verás. Voy a hacer que esas cosas vayan a mi favor en lugar de en mi contra.’”

La historia de Jessica es una historia de determinación y persistencia. Jessica se crio en México y siempre tuvo un espíritu emprendedor. “Tenía 14 años cuando mi familia se mudó a Estados Unidos”, Jessica dice. “Has en ese entonces sabía que mi sueño americano era tener mi propio negocio”.

Ese sueño tuvo que esperar cuando Jessica se dio cuenta de que necesitaba trabajar para ayudar a mantener a su familia después de graduarse de la universidad. Jessica trabajó por siete años en la industria de la construcción y estaba trabajando como gerenta de proyectos cuando la recesión llegó en 2008. Enfrentándose a la posibilidad de perder su trabajo, decidió que empezar su propio negocio.

“Cuando le dije a mi supervisor que iba a empezar mi propio negocio, me dijo que tenía tres cosas en mi contra: soy mujer, joven y latina”, Jessica dice. “Le dije, ‘espera y verás. Voy a hacer que esas cosas vayan a mi favor en lugar de en mi contra’”.

Para obtener las herramientas necesarias para iniciar exitosamente su negocio, Jessica acudió al Women’s Business Center (centro de asistencia técnica para negocios) en Mi Casa Resource Center y se inscribió en un curso integral de 13 semanas sobre el Éxito con tu Negocio. “Aprendí sobre todos los componentes de un negocio: la estructura, la publicidad, la administración, las finanzas y más”, Jessica dice.

En 2011, Jessica se convirtió en fundadora y directora ejecutiva de Environmental Consulting Services (ECS), LLC. Conforme su negocio empezó a crecer, Jessica se inscribió al curso de Business Breakthrough en Mi Casa Resource Center para ayudarla a mejorar sus operaciones. Ahora ECS cuenta con tres empleados de tiempo complete y un equipo de contratistas que siempre están ocupados, especialmente con el apogeo actual en la industria de la construcción en Denver.

Este año, Jessica dio un paso mayor para crecer su negocio y compró un edificio con un préstamo de la Administración Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA, por sus siglas en inglés). El edificio de dos pisos cerca del centro de Denver es sede de las oficinas de ECS al igual que de otras oficinas y una bodega.

Además de ser la dueña de un negocio exitoso, a Jessica le apasiona contribuir a su comunidad. Ella forma parte de la mesa ejecutiva de varias organizaciones comunitarias y tiene planes de usar su nuevo edificio para ofrecer oficinas a pequeños negocios que no pueden pagar los alquileres comerciales en el mercado general.

“Mi Casa me ayudó a superar los obstáculos que tenía en la cabeza como mujer y me ayudó a atravesar el ‘techo de concreto’”, Jessica dice. “A veces lo único que necesitas es alguien que te diga que creen en ti. Mi Casa hizo eso por mí, y espero hacer eso por otros”.